lunes, 24 de enero de 2011

Cuidados para el escote

A pesar de que no exige tantas atenciones como su vecino el cuello, el escote es uno de los rincones más olvidados de nuestro cuerpo. En verano, la acción de sol hace necesario echar un vistazo serio más allá de nuestra barbilla pues esta zona es muy sensible a la acción de los rayos solares. Por ello, el primer paso consiste en proteger esta zona a capa y espada, con cremas solares e, incluso, despigmentantes.

Sin embargo, la flaccidez, las arruguitas y las manchas pueden acabar apareciendo aunque respetemos el ritual de la exfoliación semanal y la hidratación diaria, dos gestos imprescindibles. Acuérdate de masajear el pecho cada vez que te apliques la crema para tonificar y ayudar a la penetración del producto. Realiza movimientos circulares suaves sin tocar los pezones. Para el escote, hazlo con pequeños pellizcos. Pero, si el aspecto de la piel no mejora, la acción de los tratamientos estéticos puede ser muy beneficiosa para paliar las señales del paso del tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada