lunes, 24 de enero de 2011

Exfoliante casero para una piel más luminosa

Para lograr una piel más bella, lisa y suave, prepara tu propio exfoliante casero de excelente calidad y sin gastar dinero

El exfoliante es uno de los productos cosméticos que ofrece resultados instantáneos, luego de la exfoliación la piel se ve tersa, suave y luminosa.
Esto se debe a que el exfoliante elimina células muertas, limpia los poros y activa la circulación.
Exfoliar la piel regularmente borra arrugas finas, aclara manchas, evita la aparición de puntos negros, espinillas y granos.

Como preparar un exfoliante casero

Colocas en un recipiente una cucharada bien colmada de miel de abejas, agregas una cucharadita de azucar y unas gotas de limón.
Mezclas apenas los ingredientes y aplicas sobre el rostro limpio.

Dejas actuar 15 minutos para que la piel absorba la miel y el limón y posteriormente comienzas a dar pequeños masajes circulares con la yema de los dedos.

Notarás que el azúcar se siente áspero al tacto, esto es imprescindible ya que será el producto encargado de pulir la piel y arrastrar células muertas e impurezas.

En caso de que el azúcar se hubiese derretido puedes preparar un poco más de exfoliante para masajear directamente la piel.
Posteriormente enjuagas con agua tibia o fría y si lo deseas aplicas una crema hidratante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada