lunes, 24 de enero de 2011

Remedios para la dermatitis nerviosa

La dermatitis nerviosa consiste en erupciones en la piel del cuerpo o las manos que surgen como reacción a estados nerviosos o estrés

La dermatitis nerviosa es cada vez más frecuente tanto en niños como en adultos pero pese a ser una afección cutánea frecuente suele ser difícil de diagnosticar.

Muchas personas que presentan dermatitis nerviosa reciben equivocadamente tratamientos para hongos o alergia y pueden pasar meses, incluso años, hasta que se descubre que la raíz del problema se encuentra en un trastorno nervioso o emocional.

Sintomas de dermatitis nerviosa

* Erupciones en la piel especialmente en codos, detrás de las rodillas o las manos que se extienden con el rascado.
* Pueden presentarse ronchas o protuberancias similares a picaduras de insectos.
* Ampollas que causan comezón en las manos, al romperse suelen unirse formando lesiones que llegan a abarcar los dedos y palmas de la mano.
* Aumento de la comezón durante la noche o en situaciones de nervios o tensión.

Como saber si se padece dermatitis nerviosa

Algunas personas no se consideran nerviosas y puede que no lo sean pero la dermatitis nerviosa también puede surgir como consecuencia de problemas que agobian, situaciones familiares poco armónicas, mala relación de pareja, estrés laboral, presiones en los estudios o estar atravesando por circunstancias que producen malestar interno.

Cuando el médico sospecha que las erupciones en la piel tienen un origen emocional o nervioso suele realizar algunas preguntas sobre la vida de la persona, por ejemplo si duerme bien o padece insomnio, si tiene problemas que le preocupen, si además de la dermatitis presenta problemas digestivos, dolor en el cuello o la espalda, etc.
Por lo general quien sufre de dermatitis nerviosa también presenta otros síntomas de estrés tales como dolor de estómago o contracturas musculares.

Tratamientos para dermatitis nerviosa

La dermatitis nerviosa debe tratarse de adentro hacia afuera con tranquilizantes suaves y en forma externa con cremas que contengan corticoesteroides para controlar las lesiones.
Quienes no desean tomar fármacos pueden recurrir a remedios caseros para los nervios como las infusiones de Tilo o Valeriana que actúan como sedantes naturales.
En aquellos casos en los cuales la dermatitis nerviosa es una reacción física debido a problemas personales difíciles de solucionar se recomienda consultar al psicólogo para que realice una evaluación sobre la conveniencia de realizar algunas sesiones de terapia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada