martes, 18 de enero de 2011

Remedio casero para la piel y cabello

El germen de trigo es un alimento con alto poder antioxidante, ingerido o aplicado en la piel y cabello es un tratamiento de belleza casero con resultados visibles en pocas semanas.

El germen de trigo es rico en vitamina E, la llamada vitamina del rejuvenecimiento debido a que impide la acción de los radicales libres causantes del envejecimiento celular.
Contiene también niacina y otras vitaminas del grupo B indispensables para la salud y belleza de la piel y el cabello, se asegura que tomar una cucharadita de aceite de germen de trigo todos los días hace maravillas en la piel.

El germen de trigo puede comerse incorporado a otros alimentos como yogur o caldo en cantidades que van desde una a cuatro cucharadas diarias, para aumentar la producción de colágeno y elastina, sustancias indispensables para que la piel se mantenga elástica evitando la flacidez.
En forma externa pueden aplicarse mascarillas de germen de trigo o unas gotas aceite de germen de trigo agregadas a una crema hidratante.
Para la limpieza de la piel se mezcla con aceite de bebé y puede ser utilizado en pieles sensibles.

El aceite de germen de trigo previene y mejora las estrias, combate la resequedad de la piel, mejora las dermatitis y eccemas, suaviza la piel de los pies eliminando grietas y asperezas, suaviza la piel de las manos, codos y rodillas.
Aplicado en el rostro hidrata y nutre la piel borrando lineas de expresión a la vez que aplana las arrugas marcadas.
Para mejorar el cabello reseco, quemado o dañado se aplica crema de germen de trigo o se mezclan gotas del aceite con la crema habitual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada